Los pensamientos que entorpecen

Los pensamientos que entorpecen14772580533_92c799d684_o

Las personas somos máquinas de pensar. Muchas veces, aún sin quererlo nos encontramos inmersos en un sinfín de pensamientos que nos llevan lejos del “ahora”. Puede que algunos de estos pensamientos sean funcionales y nos ayuden a programar el día, a proyectarnos al futuro… Pero sin duda los hay que nos entorpecen y nos hacen sentir muy mal.

Son pensamientos que nos boicotean generando desconfianza hacia el futuro, hacia los demás, o hacia nosotros mismos. “Si voy a esta fiesta seguro que me criticaran…”, “no hay nadie que me ayude…”, “nunca me sale nada bien…” por citar algún ejemplo, son pensamientos que siempre van acompañados de estados emocionales más pesarumbrosos y sentimientos de incapacidad.

La mayoría de ocasiones en las que pensamos así no es porque estas situaciones desfavorables sucedan en realidad, pero, del alguna forma, tener la mente repleta de ellos, nos conduce sin dura a que acaben sucediendo inevitablemente; como si al pensarlos nos condenándonos a nosotros mismo a que poco a poco vayan sucediendo.
Finalmente, todo se convierte en un pez que se muerde la cola, puesto que si estos pensamientos nos dominan de alguna forma los acabaremos provocando y eso nos puede hacer creer que estamos indefensos a esta imaginación tan pesimista que se cumple sin cesar.

Des de Te-Sis, creemos que se puede salir con éxito de esta espiral. Par hacerlo, primeramente hay que ser conscientes de que estos pensamientos nos surgen y nos perturban; conocer a tu enemigo ya es media batalla ganada! Si somos creativos podremos encontrar la parte más positiva de aquellos eventos que nos dan miedo o nos decepcionan.

Por ejemplo: si llueve podemos pensar “que disgusto, llegare mojada al trabajo, me enontraré mucho tráfico, hoy no veré el sol, que día más feo…” o quizás “hoy llueve, que bien, se limpiaran las calles, mañana el aire estará mucho más puro, oleré ese maravilloso perfume a tierra mojada, quizás puedo estrenar unas bonitas botas de lluvia…”
También te recomendamos estrategias como el mindfulness o la meditación, que nos dan herramientas para librarnos de estos pensamientos y vivir más el ahora.

Hay que entender a su vez que, si nos asaltan estos pensamientos, es posible que sea porqué hay algo dentro de nosotros que no funciona como desearíamos. En este caso es importante centrarnos en el origen de estos pensamientos para que cada vez surjan con menos frecuencia y para ello es importante la ayuda de un profesional.

Deja un comentario


© 2015 Te·sis 2015