¿Neocriticismo saludable ?

¿Neocriticismo saludable ?

 

Si hablamos de neurosis road-sign-663368_1920nos imaginamos alguno de los personajes protagonistas de una película de Woody Allen, y, salvando las distancias que estas parodias nos brindan, no iríamos muy desencaminados. Es un trastorno que nos lleva a preocuparnos excesivamente por todo, por el futuro por el pasado e incluso por el presente. La ansiedad se convierte en un compañera frecuente que nos tortura a cada momento. Los pensamientos son repetitivos y desagradables. Nos volvemos inseguros y nos creemos muy frágiles.

Recientemente se ha publicado un estudio de Catharine Gale, profesora de epidemiología cognitiva de la Universidad de Southampton, que concluía que las personas que sufrían neurosis tenían un 8% menos de mortalidad. Ello es debido a que sus constantes preocupaciones por la salud les hace chequearse con más frecuencia y por ello prever enfermedades mayores.

Paradójicamente, el estudio también revela como dichas personas no tenían hábitos de vida saludables (consumo de tabaco, sedentarismo…) por lo que su preocupación por la salud quedaba relegada a las visitas médicas.

De ahí se desprende un concepto novedoso; el de neuroticismo saludable. ¿Puede una persona neurótica ser a su vez lo suficientemente equilibrada para convivir con el neocriticismo sin que este sea un problema?

Quizás  sería interesante, de alguna forma, entender cuál es la esencia de la persona, la característica personal, y cual aquella parte que la enfermedad se apodera.

En te-sis, nuestro trabajo está enfocado en tratar aquella parte más perturbadora de la neurosis, respetando la idiosincrasia de cada uno consiguiendo, así, redefinir aquellos rasgos neuróticos que perturban en aspectos de uno mismo que nos ayuden a avanzar.

Deja un comentario


© 2015 Te·sis 2015